lunes, 1 de diciembre de 2008

Cuando Despiertes, Ríe...


Cuando despiertes, cansado y soñoliento,
ríe porque ha llegado un nuevo día,
y aunque tus pies estén pesados,
ríe porque después querrán correr.

Cuando estés solo y aburrido,
ríe pensando en tus amigos,
y cuando ellos te acompañen,
ríe a carcajadas y hazlos sonreír.

Ríe porque el sol alumbra el parque,
la lluvia hace crecer a los árboles,
los zapatos nuevos te hacen sentir grande,
y los tenis hacen brincar a tus pies.

Ríe por los chistes, los secretos al oído,
los juramentos, la competencia, ganes o pierdas,
los juegos y sus reglas, cambiarlas cuando quieras,
las historias bien contadas, la propina por ser bueno,
el abrazo de tu hermano, la mirada de tus panas,
la hora del receso y la siesta en el auto en movimiento.

No pierdas el tiempo con lágrimas,
nos desgaste tu energía en rabias,
ríe desde que salga el sol hasta que te rindas
y duermas riendo en sueños tus aventuras.


por JVP

viernes, 7 de noviembre de 2008

ZAPATITOS


Los zapatitos me aprietan,
Las medias me dan calor,
El beso que me dio mi madre,
Lo llevo en el corazón.

viernes, 17 de octubre de 2008

Cápsula de tiempo


para Sophia Angélica


Niña, mi niña, duerme en tu cuna de estrellas,
que te prometo un sol
para que lo uses como pendiente
en tus momentos de oscuridad;
una luna de sándalo
para perfumar tu luz de noche;
un poemario de cristal
para que veas lo que hace el hombre con las palabras;
un reloj de arena
para que entiendas la fugacidad del tiempo;
una rosa de besos
para que entiendas
la compleja belleza
de las cosas simples de la vida;
una melodía de azúcar
por si algún día
te dicen que el alma no canta;
un ángel de caricias
para que siempre esté contigo
y nunca te falte la sensación
de ser amada y necesitada;
un ojo de pintor
para que las cosas siempre
sean más de lo que aparentan ser,
y todo esto te lo dejaré
en una cápsula de tiempo.


por Elidio La Torre Lagares

Foto de Elidio con Sophia

miércoles, 8 de octubre de 2008

ANHELO AFRICANO


Mamá,
¿por qué me hiciste blanca
cuando tanta sangre africana
golpea los látigos de mis venas?

Mamá yo quiero las caderas anchas
para menearlas al ritmo de la tambora.
En la playa están los negros tocando bomba
y el ritmo me llama, mamá, me hala...

Oye el pru cu tá,
siente el pan pan pá,
¡Ay, me muevo sola!
¡Ay, por qué será!

Mamá entiende que esta blancura me ciega
y este pelo lacio me molesta.
Yo quiero que el viento me arremoline la cabeza
y quedar salvaje y grifa como las negras.

Vibran las ventanas
con el tum tum tá.
Vamos pa' la playa
pa' poder gozar.

Mamá explícame:
¿por qué nací tan blanca
cuando mi alma es solamente africana?


por JVP

martes, 30 de septiembre de 2008

Corre, Avanza, Levántate...


Corre, avanza, levántate
no te quedes quieto
corre por el césped,
por la casa
(sin romper nada)
brinca en los charcos
salta en la cama
no te quedes fijo
que hay tanto que hacer
apaga la tele
busca a tus amigos
corre tras de ellos
rompe la rutina
inventa un juego nuevo
corre descalzo
con zapatos nuevos
brinca la tablita,
que yo la brinqué
haz bailar a tus pies
taconea el zapato
desliza la suela
en el piso mojado
vuela como un pájaro
trota hasta tu casa
que ya el sol se pone
y la noche pronto
cerrará tus ojos
antes que mañana
vuelvas a correr...


por JVP

domingo, 21 de septiembre de 2008

¿Cuán alto puedes BRINCAR?


Para brincar hay que doblar las rodillas
usar todos los músculos del cuerpo
piernas, gluteos, tríceps comprimidos
para soltar el ansia a propulsión
bajando primero para coger impulso
subiendo después hasta flotar por las alturas
estirando las piernas, extendiendo los brazos
entregándose al viento con fe y desesperación
fiel creyente en el ímpetu que nos llevará lejos
que nos mantendrá en el aire para no caer.


por JVP

lunes, 15 de septiembre de 2008

Veo, Veo...

Veo, veo….
¿Qué ves?
Una cosita.
¿Con qué letrecita?
Con la letrecita…
Este juego se puede jugar con dos o más participantes.
Al primero que le toque jugar tiene que escoger un objeto en la foto
y decirle a la otra persona con cuál letra comienza el nombre del objeto.
El objetivo del juego es que el participante adivine qué es,
con sólo revelarle la primera letra del objeto a la otra persona.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Cuando baten las olas tendidas...


La luna te acusa te acusa tendida
cuando la miras la miras erguida.
Ella te mira dormida,
acaricia tu frente
con mano amiga.
Te enseña misterios,
te cubre de vida
cuando baten fuerte
las olas tendidas.

por Leticia Ruiz
de Te vi luna
(Terranova, 2007)

domingo, 7 de septiembre de 2008

Yo no quiero que a mi niña...

MIEDO
Yo no quiero que a mi niña
golondrina me la vuelvan;
se hunde volando en el Cielo
y no baja hasta mi estera;
en el alero hace el nido
y mis manos no la peinan.
Yo no quiero que a mi niña
golondrina me la vuelvan.

Yo no quiero que a mi niña
la vayan a hacer princesa.
Con zapatitos de oro
¿cómo juega en las praderas?
Y cuando llegue la noche
a mi lado no se acuesta...
Yo no quiero que a mi niña
la vayan a hacer princesa.

Y menos quiero que un día
me la vayan a hacer reina.
La subirían al trono
a donde mis pies no llegan.
Cuando viniese la noche
yo no podría mecerla...
¡Yo no quiero que a mi niña
me la vayan a hacer reina!

por Gabriela Mistral

miércoles, 3 de septiembre de 2008

EN BOCA ABIERTA


En boca abierta nacen palabras
que caen al suelo como semillas
que crecen con el agua y el estiércol
hasta que florecen frutos y ramas largas
de oraciones que alimentan mentes.



por JVP

MI NIÑO GRANDE


¡Qué grande estás, mi chiquito!
Todo pies anchos y brazos largos,
todo prisa de jugar a la vida y salir
a descubrir el mundo y sus secretos

Parece como si de noche
algún duende te estirara las piernas
para que corrieras más lejos cada día.

A veces se me olvida
que ya estás de mi alto
y con cara de angustia
me respondes enojado
que ya no eres un niño
cuando yo sólo recuerdo
tu carita de dientes caídos.

Qué pena que ya no te emocione
dormir juntitos en la cama,
y que encuentres de mal gusto
besarme en frente de tus amigos.

Y qué pena, sobre todo,
que estés tan grande, mi chiquito,
y que cada día seas menos mío
y más del mundo que te espera
para cambiarte y alejarte de mi falda.

por JVP